Logo JSE
  Síguenos:
     




El 1 de mayo volvemos a salir a la calle a luchar por nuestros derechos



Imprimir


Este miércoles coincidiendo con el Primero de Mayo, las movilizaciones, como cada año, se extenderán a lo largo del país y en muchos otros lugares del mundo.


El 1 de mayo de 1886, supuso el inicio de varios días de huelga en distintos puntos de Estados Unidos, en defensa de la jornada laboral de ocho horas, que quedarían marcados por la ejecución de los “Mártires de Chicago”. Desde entonces, el 1 de Mayo ha sido una fecha señalada en el calendario de la dignidad y la defensa de los derechos de la clase trabajadora y en recuerdo a los que participaron en aquellas huelgas.


A lo largo de la historia, el primer día del mes de mayo ha sido utilizado por miles de trabajadores y trabajadoras para salir a la calle a reclamar un jornada laboral diaria de ocho horas, la abolición del trabajo infantil, la jornada de descanso semanal, el disfrute de un período de vacaciones retribuido, el permiso por maternidad, la mejora de las condiciones de seguridad y salubridad en los puestos de trabajo o el ejercicio de los derechos sindicales, entre otros.


Hoy día, vemos como no sólo esos derechos laborales adquiridos con el esfuerzo de muchos y muchas, están más en peligro que nunca, sino que además, estamos sufriendo un retroceso considerable en muchos aspectos.


Por ello, este 1 de Mayo, volvemos a tener la oportunidad de salir a la calle a decir bien claro que más de seis millones de parados no pueden quedar olvidados en un futuro incierto, ni las soluciones al 57% de paro juvenil pueden perderse entre cumbre y cumbre. Tampoco la crisis, nos debe alejar de seguir reivindicando los derechos de los y las que aún mantienen su empleo. La precariedad de los contratos de muchos jóvenes, la conciliación de la vida laboral y familiar, la vigente Reforma Laboral que debilita gravemente la posición del trabajador o la prevención de riesgos laborales deben seguir muy presentes en nuestro día a día, y más si cabe, un Primero de Mayo.



Imprimir